Facebook Twitter Youtube



Terremoto al despertar | Carme Monegal, maestra y filóloga, apuesta por las posibilidades del momento presente

por Carne Monegal Mirambell (Maestra, Filóloga, y directora de Tàlem)

Estamos ya en ese cambio de era augurado por la sabiduría antigua, a través de textos ancestrales de pueblos que vivieron en espacios y tiempos muy distantes entre sí. Como se nos vaticinó, hoy el Sol brilla más que nunca… y al abrigo de su luz, los humanos empezamos a vivir de manera diferente… ¡Es un momento en que todo crece! Lo bueno y lo menos bueno, mientras los bellos girasoles acercan con rapidez sus rostros al cielo, las malas hierbas van también ampliando su espacio. Es una época de grandísimas posibilidades". Así se expresa Carmen Monegal, directora de Tàlem Escola de Vida, durante el diálogo mantenido en torno a un proyecto que comienza en su historia personal y que ahora crece como el árbol que lo identifica como logo.

Carmen, maestra y filóloga de formación, apunta que "muchas de las personas que hoy lo están pasando realmente mal (muertes cercanas, pérdidas de trabajo, situaciones que nos ponen al límite…) acaban por aprender a revertir esa incómoda situación a su favor, utilizándola de lanzadera para iniciar la segunda parte de su vida."

Pero hay un hecho irrebatible: mientras algunos humanos responden con esa fuerza interior que termina por empujarlos hacia delante, otros no lo hacen. ¿De qué depende que haya gente que siga ese camino y otra gente que no lo haga?

"Depende de nuestra propia historia, que llevamos grabada detrás del llamado Velo del Olvido (el antiguo Velo de Isis); de esa mochila que cargamos y que a menudo no sabemos ni que existe. Esa mochila es en realidad nuestro inconsciente, tanto personal y familiar como colectivo, que es ignorado mientras estamos dormidos, y que solo trabaja a nuestro favor cuando despertamos del sueño, y podemos mirarlo con amor para averiguar lo que esconde".

Cuando habla de la mochila, a Carme le gusta parafrasear a Carl Jung: "Mientras no hagas consciente tu inconsciente, tu inconsciente determinará tu vida y tú le llamarás destino". La directora de Tàlem reflexiona: "Confundimos inconsciente con destino fatal y ahí nos dejamos caer: soy una pobre víctima en un mundo terrible y cruel sometido al azar. Mientras estamos dormidos nos creemos víctimas de una mala suerte que siempre se ceba en nosotros y nos sentimos impotentes para retomar nuestro propio poder para revertir las cosas a nuestro favor. Somos incapaces de darnos cuenta de que las cargas inconscientes escondidas detrás de lo que percibimos con los sentidos actúan con toda su fuerza cuando no son vistas, como lo haría un gobierno a la sombra, pero que empiezan a desactivarse cuando las elevamos a la luz de la conciencia".

Carme añade: "Pero más pronto o más tarde… ¡vamos a despertar! Y el cambio sobreviene cuando así lo hacemos. Al darnos cuenta de la fuerza de las memorias del inconsciente, empezamos a responsabilizarnos de lo que éstas atraen a nuestras vidas y ahí vamos ya, poco a poco, dejando a un lado la victimización para retomar las riendas de nuestra vida, mejorando la relación con nosotros mismos, la relación con la gente que queremos y con el mundo".

"Hoy, sobre la faz de la Tierra hay todavía mucha gente dormida, sumida en la ilusión que no pueden hacer nada para cambiar nada, porque no son nadie y porque todo pasa sin su permiso… mezclada con más gente que nunca en pleno proceso de despertar… viviendo un momento convulso, profundamente intenso, y casi siempre muy incómodo, que lleva implícita la semilla del éxito".

Sin embargo, hay buenas noticias. "Más que buenas –destaca Carme–. ¡El hombre es en esencia un ser espiritual! Llevamos grabada en las células la huella de esa chispa divina de la que provenimos, y más pronto o más tarde, la llamada del alma va a reclamar a gritos ser escuchada y habrá que darle paso sin remedio… Todos pasaremos por el proceso del despertar. Ese es el gran reto de la humanidad en este momento: Despertar a lo que somos para empezar a vivir en la Tierra según las leyes del cielo".

Como Carme enfatiza, "Tàlem Escola de Vida se sitúa con fuerza al lado de aquellas persones que deseen reencontrarse para encontrar a los demás desde un amor bien entendido, ofreciéndoles un contexto metodológico ordenado de calidad, que sirva de guía clara y precisa, en el complejo pero apasionante viaje del crecimiento personal. En la Escuela se ofrece –entre muchas otras cosas– la posibilidad de participar en los distintos talleres troncales que tienen en el taller "Despertar" su máximo exponente. "Los contenidos de este taller son eclécticos y se basan en lo que Tàlem siente que son verdades fundamentales para el hombre, testimoniadas transversalmente por pueblos y personas sabias de todas las épocas, a lo largo y ancho de todo el planeta. Aun así, Despertar no se puede explicar, hay que respirarlo con todas las células, sentirlo con toda la piel y vivirlo con toda el alma", agrega su directora.

Y para acabar Carme quiere añadir todavía: "El objetivo de Tàlem Escola de Vida es claro, preciso y contundente: contribuir a crear un nundo mejor, ahora y aquí, más allá de teorías y palabras vacías... desde el único lugar dónde es posible: desde el trabajo de crecimiento personal consciente que nos corresponde como habitantes de este planeta"..

Más información en:
http://www.talemescola.com