Facebook Twitter Youtube



Tiempo del sexto sol | "Todo lo que consideramos real es reflejo en el espejo", dice Sergio Magaña

La tradición oral del antiguo linaje azteca se reavivó como resultado de los profundos cambios que están a la vista a escala global. Sergio Magaña, sanador reconocido en México y mensajero de dicha cultura, vendrá a Valencia para dar a conocer un trabajo con la piedra obsidiana

-Sergio, tú distingues la tradición oral de la tradición escrita azteca, y lo haces como un heredero de la sabiduría de habla nahual.

-Sí, que es el lenguaje de los olmecas, chichimecas, teotihuacanos, toltecas y mexicas. Un linaje de 5 mil años, de tradición oral. La tradición escrita es completamente contraria a lo que expresa la tradición oral ya que principalmente fue hecha por los frailes. Lo escrito es otra visión, la de los vencedores, en la cual queda muy poca cultura. El último tlatoani o gobernante azteca, Cuauhtémoc, dio un discurso antes de la caída (la derrota ante los colonizadores), llamado La Consigna, que tiene una poesía increíble en la que dice: "Nuestro sol ha caído en la oscuridad (…). Ocultémonos en los caminos (…). Escondan nuestro tesoro, pásenlo de padre a hijo y de maestro a alumno, porque con el Sexto Sol va a regresar".

-Y estamos entrando en ese anunciado Sexto Sol.

-Efectivamente. El calendario maya y el azteca son muy similares, pero con algunas diferencias. El maya tiene fechas exactas y a diferencia de lo que la gente piensa sobre el 21 de diciembre de 2012, en verdad ocurrió el 28 de octubre de 2011. Para nosotros, aztecas, toltecas, lo que sucede con la entrada de ese nuevo Sol acontece como la naturaleza: es de noche y poco a poco va entrando el día. No se trata de algo que pasa rápidamente. Todo empezó con un eclipse completo de sol que hubo en México en 1991, ahí comenzó la transición y terminará en 2021, con otro eclipse.

-¿Qué ocurre en este lapso, según lo previsto por las profecías aztecas?

-Entra el Sexto Sol, pero con mucha influencia del Quinto. La cuenta larga del calendario azteca, que en realidad coincide con la precisión de los equinoccios, abarca 26.500 años. Para la antigua sabiduría nahual la base del universo es el número 4, por eso también al calendario se le llama Náhui Ollin, que quiere decir "cuatro movimientos", porque se veía que el cuatro es lo que se repite más en la naturaleza: los elementos, las fases de la luna, solsticios y equinoccios, los momentos principales del día… Entonces, en base a esto, la cuenta larga se divide en cuatro y da periodos de 6.625 años, que llamamos soles. Los mayas dividen por cinco, dando periodos de 5 mil y fracción de años.
De esos 6.625 años, 25 se comparten entre un sol y otro, en un tiempo de transición. Son periodos sumamente interesantes, como el que estamos pasando. A partir del 2012, con la alineación que hubo el 21 de diciembre, se llegó al punto culminante, en lo que para nosotros fue la alineación de las cuatro fuerzas, con una pequeña desaparición del tiempo de apenas ocho segundos. Allí comienza ya el Quinto Sol a desaparecer y a tomar mayor preponderancia el Sexto, que comenzará a reinar desde 2021 por otros miles de años.

-¿Qué representa el Sexto Sol?

-Previamente hay que entender el Quinto Sol. Para nosotros la principal dualidad que tiene la tradición es la que llamamos tonal-nagual. Tonal viene de la palabra "tonatiuh", que significa sol y, para explicarlo un poco más, quiere decir "quien eres despierto en esto que nosotros creamos como realidad". Nagual viene de la palabra "nehua", que quiere decir "yo, quien soy verdaderamente", y simboliza "tu cuerpo energético del que eres dormido y del que eres muerto", equivalente a espíritu. Un Sol pertenece al tonal y un Sol pertenece al nagual; un Sol de luz y un Sol de oscuridad… Olvidémonos completamente del concepto bueno y malo porque eso no existía en el México antiguo. Tonal es un Sol de luz, como cuando estás despierto, con los ojos abiertos. Cuando tienes los ojos abiertos, ¿dónde está Dios?, ¿dónde está la satisfacción?... Todo está fuera. Venimos de seis mil años así. Cuando se pasa a un Sol de oscuridad –y lo más cercano en la historia es el antiguo Egipto–, es como cerrar los ojos: ¿dónde está Dios, dónde la satisfacción, dónde la conquista…? Lo primero que encuentras es tu interior, tu sueño, tu cueva, tu oscuridad. Hacia ese punto nos estamos dirigiendo.

-Se habló hasta el hartazgo de las profecías y no pasó nada tremendo a escala planetaria, más allá de "lo normal".

-La profecía fue muy clara. "El Quinto Sol terminará con terremotos, habrá mucho sufrimiento y todo el mundo morirá". Para entender qué representan realmente estas palabras tienes que conocer nahual o maya. Morir para nosotros significa cambiar. Cada cambio fuerte es una muerte; por ejemplo, hay seis muertes en la vida: la concepción, el parto, la pubertad, cuando te enamoras (dejas de ser uno para ser dos), la madurez y el fallecimiento. "Todo el mundo morirá" quiere decir "todo el mundo cambiará".
"Habrá mucho sufrimiento" porque la gente es enemiga al cambio, completamente, y hay terremotos al aumentar la actividad solar. Además, todas las estructuras económicas, religiosas, sociales, etcétera, del antiguo Sol también se derrumban. Si te fijas en el calendario azteca, en medio de las figuras de los soles aparecen unas garras de águila, que simbolizan la destrucción del orden anterior para que entre el del nuevo Sol. Lógicamente lo que la gente está viviendo ahora es la destrucción del Sol anterior, no se puede negar, está cayendo todo.

-Ese conocimiento oculto está saliendo. También el de otras tradiciones espirituales de diversas culturas.

-Creo que muy pocas hablan del manejo del interior, de tu oscuridad, del control consciente, del entrar en el sueño de otros… El nahualismo, lo que Carlos Castaneda definió como una novela, pero ya sin novela, la realidad de cómo se hace y hacia dónde se va. Es el gran tesoro de México y no he oído hablar de esto en ningún otro lugar.

En los sitios donde voy, en diferentes partes del mundo, la gente me dice "no he oído nada igual". Es verdad que el espejo negro se trabaja en Inglaterra; sabía que los etruscos desaparecían en el espejo para ver al dios oculto detrás, pero todo queda como una teoría. Una práctica de cómo se utiliza el espejo de obsidiana se encuentra sólo en México. Nuestras figuras principales, los famosos Chac Mool (esculturas), ubicadas en las cúspides de las pirámides, tienen un platito (espejo) en el ombligo. Es más, el país lleva su nombre debido a esa disciplina: el espejo para nosotros es Metztli, la Luna, y México quiere decir "el lugar del ombligo de la Luna". Muy pocos, incluso mejicanos, conocen esto.

-¿Puedes explicar qué es el espejo de obsidiana?

-Para nosotros el universo metafóricamente es una flor, en cuyo centro está la realidad. Las cuatro direcciones, los nueve inframundos y los trece cielos serían los estambres, el tallo y las raíces. El treceavo cielo es la energía inicial, el equivalente a Dios, que no tiene forma, una energía completamente negra; como dicen las tradiciones, "de la oscuridad salió la luz". En nuestros cantos ceremoniales que narran la creación se le llama Amon Mati, estado sin mente o águila negra. Para que el águila negra pudiera volar y crear tuvo que mirarse en el espejo, reflejarse. Para crear un sujeto-objeto, un yo-tú, al reflejo se le llamó Tezcatlipoca, "espejo humeante". Cuando se hicieron los códices, a Tezcatlipoca lo representaron como un hombre con los ojos vendados, con unas plumas –el humo que no permite ver–, sin pie izquierdo, y en una mano un espejo donde está el cosmos reflejado. Quiere decir que todo lo que consideramos real es simplemente el reflejo en el espejo, pero quedamos tan hipnotizados por el espejo que se nos olvidó quién reflejaba.

-¿La salida es despertar de ese sueño?

-Para nosotros el espejo es la única forma de volver a recordar quién es el que se refleja y el reflejado, y cómo es la creación. Cuando empecé a aprender la técnica del espejo con uno de los pocos maestros que había, porque esto en México está casi extinto, él hizo unas preguntas que me hicieron cuestionar la realidad: "¿Qué conoces de ti? Lo único que conoces es tu reflejo, ¿es real? Intenta tocarlo". Para tu reflejo, la derecha es la izquierda y viceversa, o sea que para empezar ya la realidad está invertida. Te conoces a través de los ojos de los demás, que ni siquiera se conocen ellos mismos. Entonces esta realidad se empieza a caer mucho más. La pregunta que más me desestabilizó fue: "¿Estás seguro de que lo que tú ves en ese espejo es lo que ven los demás cuando te están viendo? Nunca podrás estar seguro, por lo tanto sustentar todo tu sistema de valores en base a cosas en las que no estás seguro es la peor tontería del mundo". De repente me cayó la ficha, la realidad no era lo que yo creía. Y vi la ciencia del espejo.

-¿Qué podemos encontrar en tu trabajo, concretamente?

-Encontrarás una de las explicaciones más completas del mundo antiguo sobre qué es el inconsciente, y que antes se llamaba "la cueva". Hablamos del Tezcatlipoca negro, la descripción paso a paso de tu interior. A través de la respiración darás con medios de alteración de la percepción. También hallarás un arma de autoexploración poderosa, el espejo. ¿Por qué es tan efectivo el espejo?, porque lo primero que aprendes es desaparecer tu rostro en él. Cuando ya no hay rostro en el espejo te conviertes verdaderamente en el que refleja, nosotros somos esa nada. En tu reflejo es donde tienes grabado que estás enfermo o tienes este o aquel problema, etcétera. Si te haces un maestro del espejo y aprendes a desaparecerte en el espejo, como decimos en nahualt, "donde lo creaste es el único lugar donde lo puedes destruir". Devuelves al espejo todo eso y el espejo empieza a succionar "tu enemigo", tus debilidades, la parte de ti que gusta hacer la guerra, tu historia… No creemos que tengas que escribir ninguna consecuencia de tu historia ni de lo que has comido, de lo que has bebido o fumado. Devuélvelo al espejo para que se convierta en nada.

He entrenado a miles de personas alrededor del mundo y he oído muchas veces que "36 días frente al espejo han hecho más por mí que todo lo que he hecho en mi vida". Una psiquiatra me comentó por e-mail que cuando dije eso, durante un taller en Italia, pensó qué arrogante era yo, y tuvo que admitir que tenía razón.

-¿El resultado será que el reflejo desaparece?

-Siempre tendrás un reflejo, no nos salgamos de la realidad. Pero puedes empezar a rediseñar tu reflejo, ya no ser sólo el reflejo sino volver a ser reflejo y quien refleja con un cambio interno muy fuerte.

-Una cultura tan sabia y poderosa en el campo de la transformación personal, ¿cómo pudo desaparecer?

-No desapareció. Moctezuma o Motecuhtzoma, que es el nombre real, era un nahual muy sabio. Cuando él ve en sueños que eso (la conquista) tiene que suceder, decide no pelear y recibe a Hernán Cortés, quien se presenta con un ejército de poco más de 150 personas, un número ridículo si se compara con sus propias fuerzas, infinitamente más grande. El sucesor en el trono, Cuitláhuac, dice "cómo no vamos a pelear y a entregar el imperio" y mata a Motecuhtzoma. Da la única orden de batalla, conocida como de la Noche Triste, cuando los españoles fueron derrotados. Lo que sucedió es que muchos de los soldados españoles traían el virus de la viruela, algo que no existía en México, y muchos cayeron en la laguna. De sus aguas se contagiaron los guerreros mexicas y el primero en morir es Cuitláhuac. Una leyenda muy conocida, la de la llorona, cuenta de una mujer que grita "¡ay mis hijos!". Se dice que es la laguna porque sus hijos murieron por ella. Cuauhtémoc, el siguiente en la línea al trono, dijo: "Tenía razón mi tío, no había nada que hacer". Y entonces los dos años que tardan en regresar los españoles se dedican a esconder el tesoro para que no fuera destruido y se pusieran iglesias encima. El último sitio donde se guardó el tesoro fue Tenochtitlán, a cargo de mujeres y niños, allí murió el 90 por ciento de la población. Es la otra historia.

-¿Cómo crees que nos irá, de cara al futuro?

-El Sol del Nahual, el Sol de la oscuridad. No vienen años fáciles porque el principio de la transición fueron veinte, para nosotros el 20 significa cambios en el exterior. Ahora vienen nueve años, del 2012 al 2021; el 9 es cambio en el inframundo, la gente tendrá que cambiar en su interior. Veremos sistemas de valores y de cosas que cambiarán tremendamente, pero también un nuevo orden de cómo arreglar las cosas, el control de los sueños, el espejo, entrar en las cosas que la gente no ha querido ver, lo que nosotros llamamos "la iluminación a través del camino de la oscuridad".

Socialmente estamos ya viendo que las religiones, las economías están sufriendo muchos cambios; la medicina cada vez es menos efectiva, porque es un nuevo ángulo del sol y lógico será que las mismas plantas resulten menos eficaces conforme pase el tiempo, ya que todo lo que estaba afuera tendrá que regresar dentro. Cúrate a ti mismo desde tu interior.

Aurelio Álvarez Cortez,
Periodista