Facebook Twitter Youtube



Sonido, voz, movimiento | Programa de autoconocimiento

por Niqui Vives (Formadora en Terapia del Sonido)

El sonido llama con fuerza la puerta del alma, en una necesidad absoluta por reconectarse con el Todo. ¿Por qué el sonido es capaz de aportar tanto? La explicación es muy ancestral pues lleva viajando milenios entre nosotros, aunque yo diría "por nosotros". Estamos compuestos en un 80% por agua, lo que hace que todos nuestros órganos se hallen en un medio constante de movimiento. Dicho movimiento emite una frecuencia de vibración que, medida en un osciloscopio, ofrece un número matemático igual a la frecuencia que tendría una nota determinada de cualquier instrumento musical. Así es como sabemos que estamos compuestos por sonidos.

Ancestralmente se utilizaba el didgeridoo (instrumento aborigen australiano) para hacer limpiezas de los campos sutiles, el aura, y restablecer procesos orgánicos mediante la vibración que emite. Los indios se han servido del tambor para procesos muy parecidos. En la actualidad ampliamos estos sonidos con diapasones o cuencos de cristal de cuarzo, entre otros, obteniendo más beneficios para los nuevos tiempos que vivimos.

En la Formación Integral en Terapia del Sonido, Voz y Movimiento trabajamos todo lo expuesto, incluyendo el proceso terapéutico, emocional y creativo vocal y la expresión del movimiento como parte fundamental para completar un programa de autocrecimiento y percepción de uno mismo y del entorno. Un encuentro de cinco seminarios (alguno puede realizarse suelto) que mueven y generan un cambio profundo hacia el Ser.

Además nos interesa dar a conocer estas terapias con la máxima fiabilidad posible. Habrá formación en música, ritmo, conocimiento de tonalidades concretas, tipos de diapasones según necesidades y la utilización de ciertos instrumentos terapéuticos y su porqué.

¿Te resuena? Ven, te esperamos.

Ver: http://www.terapiadelsonido.com