Sitio web de la revista Tú mismo

Facebook Twitter Youtube



El nuevo sol | Ciclos cósmicos que ayudan a entender qué está ocurriendo

Para entender los tiempos que estamos viviendo es indispensable entender los razones de orden superior que realmente provocan los vertiginosos cambios económicos, sociales, políticos y religiosos a nivel mundial. La Rueda Maya nos habla de ciclos cósmicos y galácticos que nos ayudan a entender lo que está ocurriendo hoy en día. El calendario del Tzolk'in de los mayas reúne unas características especiales. Por un lado, otorga a cada día una forma energética concreta, llamada Kin, y por el otro, define como ésta afecta a nuestra conciencia. Es por eso que constituye una poderosa herramienta para apoyar la evolución espiritual de la persona. El Kin se compone de un número o vibración (hay trece posibles) y de una energía específica o glifo (hay 20), que combinados nos dan uno de los 260 arquetipos energéticos que nos representan en el día de nuestro nacimiento.

Segundo nacimiento energético a los 52 años

Mi sorpresa fue comprobar que mi Kin maya, cincuenta y dos años después, coincidía exactamente con el del día de mi nacimiento. Comprobé los años anteriores y efectivamente no coincidían nunca excepto en la fecha de nacimiento. Era como si la combinación de fuerzas energéticas del universo que encarnamos en el momento de nacer se repitiese exactamente al cabo de 52 años.

Sabía que las tradiciones indígenas consideran ancianos, por su sabiduría, a quienes llegan a esa edad pero no sabía cuál era el motivo y empecé a investigar buscando patrones de 52 años (18.980 días). Mi sorpresa fue mayúscula cuando reconocí estos patrones en nuestro Sol y en el sol central de la Pléyades que llamamos Alcyone, tal y como explicamos, matemáticamente, en el libro “El nuevo Sol”, Brújula de tu Destino, de Editorial Miret.

Hablé con amigos y conocidos que recientemente han cumplido 52 años y comprobé que en muchos de ellos se han producido cambios muy significativos en sus vidas. Separaciones, cambios de trabajo, nuevos matrimonios, nuevas relaciones de pareja. Siempre cambios tremendamente vitales para las personas. "Entiendo que las energías del cosmos al cabo de cincuenta y dos años son idénticas a las de nuestro nacimiento y provocan un segundo nacimiento energético que, si sabemos aprovecharlo conscientemente, con todo lo que hemos aprendido en nuestra vida, puede ayudarnos a pegar un fuerte impulso. El siguiente sería a los 104 años, mejor no esperemos...".

El Tzolk'in nos da indicaciones adicionales para conocer cuál es el propósito de nuestra vida, aquello que más nos impide realizarlo, nuestros dones, etcétera. Nos da indicaciones del pasado para que podemos entender nuestro presente y también indicaciones de hacia dónde nos dirigimos.

“Brújula de tu destino”

Para facilitar el cálculo del Kin hemos creado un pequeño programa que funciona en Smartphones Android, Iphones y en Windows, IOS de Mac y Linux, disponible en www.fundacion-icaros.org (APP "Brújula de tu destino") y que te ayuda a entender el Propósito de tu vida, qué impide que lo cumplas, cuáles son tus dones, tu Misión.

En vez de complicadas tablas para encontrar el Kin, nos hemos decidido por los móviles y la web, para que se extienda tan rápidamente como sea posible y pueda llegar esta información al mayor número de personas. Está fundamentado en la verdadera tradición maya de las tierras altas de Guatemala (basado en 18.980 días, que sí es divisible por 260) y en el Sol, no en la que se ha popularizado a través del calendario de las 13 lunas de José Argüelles (que se basa erróneamente en 18.993 días, no divisible por 260, con 13 días de exceso debido a los 13 años bisiestos que hay en 52 años).

Significado de la famosa fecha 21-12-2012

Ten presente que esta fecha indica el renacimiento de nuestro Sol, no es ningún final como nos lo pinta Hollywood. Cuando un niño nace, aceptamos las contracciones del parto como parte del proceso, pero lo realmente importante es el nacimiento. Por tanto, prepárate para el renacimiento de nuestro Sol, y asume las contracciones como parte del proceso. El famoso 21-12-2012 es 4-Ahau, 4-Sol". Lo representan, en su notación, como 13.0.0.0.0. El cero simboliza el Sol, por tanto, significa que cuatro soles el Sol, Alcyone, Sirio y el centro de la galaxia, se unen para manifestar en la Tierra el 13, la vida espiritual, la luz más sagrada y el amor puro.

Este conocimiento era compartido también por nuestros antepasados, los druidas íberos, que construyeron dólmenes con estas mismas proporciones para aprovechar sus efectos en la expansión de la conciencia humana. Los campos electromagnéticos de los soles y de todas las estrellas son muchísimo más que energía o espectro electromagnético. Son vórtices de conciencia que crean la vida y la nutren en los planetas que están maduros para albergarla.

Cómo aprovechar las energías que se dinamizan

Nuestro Sol renace cada 5.200 años gracias al impulso que recibe de la fuente. Nosotros resonamos con el mismo patrón, esa es la razón por la que podemos renacer a los 52 años. Si nos deshacemos de las viejas estructuras que ya no nos sirven, como enseñamos en los talleres de El Nuevo Sol, y nos decidimos a encontrar nuestro destino, el propósito de nuestra vida, aquello para lo que hemos venido a la Tierra y que el Tzolk'in nos ayuda a comprender.

En estos momentos estamos viviendo en la Tierra las contracciones del parto del Sexto Sol. Nada de lo que ocurre es casualidad, todo se revela, todas las mentiras salen a la luz. Hay un crescendo solar, en las contracciones, que provoca que el tiempo se acelere más y más. Cada veinte días equivalen a veinte años. Todo se producirá en una ventana de tiempo reducida. El famoso 21-12-2012 es sólo una fecha, no es ningún final. En realidad, como los sabios mayas nos avisan, se producirá en una ventana de tiempo.

Empieza los días 21 (en maya 4-Sol), 22 (en maya 5-Nutrición), 23 (en maya 6-Viento divino) de diciembre de 2012, quienes estén preparados podrán renacer de su propia agua y espíritu. Deberíamos interiorizarnos, meditar, reflexionar. Son los tres famosos días de oscuridad que simbolizan nuestro canal de parto. Quienes realmente despierten ayudarán a prepararse a quienes lo deseen a vivir su propio renacimiento los días 18, 19 y 20 de marzo de 2013, cuando se completa la precesión de los equinoccios.

Un acontecimiento galáctico de esta magnitud no se produce en un día. Ya se está produciendo, pero no nos damos cuenta. Sencillamente, se está derrumbando lo viejo porque viene lo nuevo, lo espiritual, el amor.

http://www.fundacion-icaros.org

Joan Barniol,
Presidente de la Fundación Icaros