Sitio web de la revista Tú mismo

Facebook Twitter Youtube


La reconexión | Diferencia entre Sanación Reconectiva® y Reconexión®

La Sanación Reconectiva® se aplica para actuar sobre desarreglos físicos, emocionales o energéticos, por una necesidad de equilibrarnos o sencillamente porque queremos experimentar con estas nuevas frecuencias sanadoras. Se realiza una media de 3 sesiones, aunque puedes recibir alguna sesión más al cabo de un tiempo (un año, por ejemplo) si tu situación emocional ha cambiado o, simplemente, porque sientes que lo necesitas. Estas nuevas frecuencias que hace sólo 25 años que se hallan disponibles en el planeta, te aportan Energía, Luz e Información. Información que nace de tu conciencia y que le habla al 96 % de tu ADN cuántico (lo que hasta hace poco se consideraba ADN fantasma), y éste, a su vez, le da instrucciones a las células. Las manos del terapeuta se mueven sobre el paciente a una distancia de entre 20 cm y hasta varios metros de distancia, trabajando de forma intuitiva según las sensaciones que se perciben: frío, calor, magnetismo, espirales, vibración, etcétera.

La Reconexión®, en cambio, se realiza una sola vez en la vida y se trabaja de forma exactamente igual para cada persona. Al pasar las manos sobre el cuerpo, según una secuencia preestablecida de movimientos concretos, se unen puntos energéticos importantes y se activan meridianos que se conectan con las Líneas Axiatonales y que nos permiten ajustarnos a niveles y frecuencias de sanación únicos. La Reconexión® favorece:

•La llegada de nueva Energía, Luz e Información a nuestras células.
•La reconexión de las hebras de ADN. (ver “Las 12 capas del ADN”, de Lee Carroll-Kryon)
•La reintegración de las cuerdas en planos de existencia paralelos.

Las Líneas Axiatonales

Las Líneas Axiatonales son el equivalente a las líneas de Acupuntura, pero en una versión evolucionada, de terminación abierta, y pueden conectarse con las Líneas Axiatonales del Universo para traer información de 5ª dimensión para atraer la energía básica para las funciones de regeneración de órganos y tejidos. Ampliaré más el tema en otro artículo.

¿Cómo hacerse la Reconexión?

Lo primero, buscar un practicante de Nivel III, cualificado para practicar Reconexiones. Después, es muy fácil, sólo hay que pactar dos días consecutivos, si es posible (hay que dejar al menos una noche de por medio, pero no más de tres noches) y la Reconexión se realizará en 2 sesiones de 45 minutos. Los cambios positivos pueden sentirse ya durante la sesión o a lo largo de las semanas posteriores.

¿Qué experimentaré con La Reconexión®?

El día de tu reconexión será un día especial, con sensaciones nuevas e inolvidables. Notarás los cambios a corto o medio plazo, te sentirás “diferente”. Percibirás tu energía magnificada.
•Tenemos 10 de las 12 hebras de nuestro ADN ocultas o desactivadas. La Reconexión® acelera la incorporación de nueva información en forma de Luz, a nivel celular.
•Puede que se activen en ti facultades latentes como la intuición, la videncia, capacidad sanadora, clarividencia, etcétera.
•Acelerar tu proceso evolutivo y aumentar tu nivel de conciencia aquí-ahora y mejorar tu técnica de meditación.
•Volver a tu esencia, tu verdad, y enriquecer tu vida espiritual.
•Conocer mejor tu propósito en la vida, tu forma de “entrega a los demás”.
•Sentirte conectado con tu Yo Superior, tomar decisiones con más claridad, con más seguridad en ti mismo.
•Practicar la autosanación siempre que quieras, o sanar a alguien de tu familia. También a tus plantas o a tus mascotas… y sanar al planeta.
Esta energía inteligente le proporciona a cada uno lo que debe recibir. La energía de La Reconexión® se quedará contigo para siempre, ya no podrás evitarla sino “resonar con ella”. Prepárate para lo mejor.

¿Cuánto cuesta La Reconexión?

Cuesta 333€ en toda Europa y es el intercambio energético justo por la magnitud de lo que se recibe. Es lo que pagó Eric Pearl cuando le reconectaron a él y esta cantidad tiene que permanecer invariable. El número 3 es un poderoso catalizador, acelera una reacción. Se asocia con la alegría del niño interior. El número 333 desprende la vibración especial del número 9 (3+3+3): la Compleción, la Finalización, el sentido Humanitario, confiar en la Luz del Alma y poner la fe en lo Superior. Es sobretodo el número de la Sanación.
El triple tres representa la energía de nuestro tiempo, Compasión, Totalidad y Servicio Universal.
El 3+3+3=9 habla del fin de un ciclo para abrirse a una nueva espiral de energía en un rango más elevado.
Es importante sentir que se quiere recibir este regalo del Universo y que la respuesta venga desde el corazón.

¿Para qué reconectarse?

Porque esto va más allá de nuestro ego, está aquí, es real y tenemos que reconocer una fuerza superior que viene del Universo. Al hacernos autosanación o sanar a personas, plantas, animales, a la Tierra, nos vamos conectando con el Campo Cuántico (o Campo Punto Cero), el escenario de las infinitas posibilidades. Con La Reconexión® activamos las Líneas Axiatonales y entonces recibimos información a través de la glándula pineal. En otro momento hablaré sobre estas frases que le fueron canalizadas al doctor Eric Pearl: “Lo que estás haciendo es reconectar las hebras”, “Lo que estás haciendo es reconectar las cuerdas”, relacionadas con las 12 capas del ADN y con la Teoría de Cuerdas.
Sólo debes permanecer atento a las señales a tu alrededor y, desde tu atrevido niño interior, decidir si ha llegado el momento de reconectarte con algo grande.

“Cuando modificamos la verdad para mejorarla, nos alejamos de ella. Estamos siendo desafiados por un poder mayor. Vosotros los sanadores, abrís puertas de experiencia y ellos (los pacientes) deciden si tienen la valentía de cruzarla o no…” (canalizado por Pleyadianos a Eric). Gracias.

www.lareconexionvalencia.com
633 681 333

Ana Ramos