Facebook Twitter Youtube



Visión integradora | Kinesiología en Odontología Energética (2ª parte)

"Es posible abrir nuestra mente a un nuevo paradigma donde los viejos límites caen para dar paso a un mundo lleno de infinitas posibilidades donde tú eres una de ellas"
La Kinesiología es una técnica que se sustenta en un triángulo descrito por Palmer en 1920 como el triángulo de la salud, donde el psiquismo, la estructura y lo bioquímico dan el equilibrio a nuestro cuerpo energético. Siendo el psiquismo lo mental, los sentimientos-emociones, como también lo espiritual que deviene en nuestras vidas; la estructura es nuestro sistema ósteo-tendinoso-muscular junto con los ojos y los pies que nos anclan a la tierra, y lo bioquímico corresponde a lo ingerido a través de la comida o de la bebida, así como lo que inhalamos o contacta con nuestra piel.

Por tanto la Kinesiología Médico-Holística viene a ser la disciplina diagnóstica y terapéutica basada en la observación de la relación del paciente con las noxas patógenas que nos hacen enfermar al descender nuestro umbral de tolerancia al dolor.

Estas noxas o influencias kinesiológicas primarias se estudian a través de la dinámica muscular del cuerpo y de sus partes relacionadas como son las fascias y los tendones que están todos conectados entre sí, desde la cabeza hasta los pies. Así es como Budert, tratando a un tenista que tenía dolor en el hombro, observó como un músculo fuerte como es el cuádriceps en un tenista, se ponía débil cuando éste se tocaba en la zona dolorosa, lo que nos indica un test de localización positiva.

Tras las tres noxas patógenas que descubrió Palmer fueron apareciendo otras que se agruparon en distintas áreas como:

Geopáticas: correspondientes a la contaminación electromagnética, radioactiva, telúrica.

Terreno: los llamados también trastornos dinamis o miasmas transmitidos por las “taras” genéticas que heredamos de nuestros ancestros. Tendría cierta correspondencia con el karma, en esta área la enfermedad representaría una oportunidad para la evolución de la persona al poder transcender los patrones heredados inscritos en él.

Terreno adquirido: como todo aquello que perturba nuestros genes tras nacer, como las vacunas, las enfermedades víricas de la infancia, etcétera.

Terreno emocional: inscrito en nuestro ADN por un trauma emocional que pudieron sufrir nuestros antepasados y que se trasmitió a través de la memoria celular; esa alteración genética llegó a nosotros.

Visceral: puede referirse tanto a una disfunción física o a un bloqueo energético del meridiano correspondiente a una víscera.

Cicatriz tóxica: es un campo perturbador que provoca una interrupción en el circuito energético, produciendo bloqueos y/o dolor en otras partes del sistema.

Wiplash: se trata de un impacto o un shock resultado de una fuerte experiencia tras una mala noticia, una caída traumática, un accidente, etcétera, que desplaza el cuerpo energético etérico del cuerpo físico.

Diente neurológico: si un diente está mal, envía una información propioceptiva al sistema neurovegetativo que llega a nuestro Engram o disco duro cerebral, y desde aquí se envía una orden al receptor sensitivo que llega al botón de un músculo en concreto de nuestro cuerpo. Sobre esta base se inició el estudio de la Somatotopía de Goodheart, que fue el primero que comprobó la relación entre los dientes y los músculos. Posteriormente el doctor Gian-Mario Esposito, médico-odontólogo, y el doctor Libertucci desarrollaron la Somatotopía más completa que se conoce sobre dientes y órganos en la que cada diente está relacionado no solo con un músculo, sino también con un órgano del cuerpo.

En la práctica odontológica es muy probable que se detecten varias noxas patógenas, esto es así porque aunque la respuesta en kinesiología es simple, los humanos en sí mismos somos complejos y estamos en continua interrelación de campos que interfieren unos con otros o se facilitan, por eso es fundamental establecer prioridades en el tratamiento de los trastornos presentados, cosa que solo puede realizarse desde una visión integradora de la persona y de su entorno.

http://www.zentrame.es

Amelia Izquierdo Acamer - Psicología clínica
Psicoterapeuta Floral Integrativa
|
Gema Ballester Palanca -
Médica Odontóloga.
Kinesióloga Dental